MÉTODO DE COSTES



Consiste en valorar un bien inmueble en su coste de reposición.

Para ello debe estimarse el valor del inmueble sumando todos los costes que intervienen hasta la obtención del producto final.

A ese valor debe deducirse la depreciación producida por el transcurso del tiempo y uso del inmueble que se pretende valorar.

El valor así obtenido representa el coste más probable, de acuerdo con este método, para la compra o venta del bien inmueble tasado.

La dificultad de aplicación de este método radica precisamente en conocer y precisar todos los costes, especialmente el del suelo. Se utiliza cuando no existen bienes comparables y, fundamentalmente, a efectos contables. Para estimar precios de mercado sólo debería emplearse cuando no sea posible aplicar ningún otro método de valoración.

Introducción de datos y uso método de costes Inicio climent.eu